El impacto de la "chinche de los cuernos" D. furcatus volverá a ser un gran problema para maíces en emergencia en muchas zonas, pero principalmente en, Noroeste de Buenos Aires, Noreste de La Pampa , todo el gran Sur de Córdoba

Alerta por Dichelops en maíz y sorgo

También será conveniente manejar el horario, con su correspondiente condición climática, para decidir no sólo el momento de revisar los lotes, sino también el período más oportuno para realizar el control químico
Publicado el 20/09/2016 en Agricultura
Por Primicias Rurales



[ 1 ]

    La peligrosidad de "chinche de los cuernos" D. furcatus en maíz y sorgo es de temer. Pero más que preocuparse por ella, lo bueno sería "ocuparse" desde antes de la siembra, o en su defecto al inicio de la emergencia del cultivo. Esta chinche puede producir efectos graves cuando los mencionados cultivos están en sus primeros estados vegetativos, fundamentalmente por un intenso picado entre emergencia y 3 hojas, con mayor potencial de daño en V1 y V2.

 

         Es para por lo menos estar muy alerta, y actuar de inmediato en la revisión de los rastrojos antes y después de la emergencia del maíz (vale también para sorgo), continuando la observación semanal de los lotes hasta que el cultivo alcance el estado V4.  Ojo! sí, ojo.. es lo que se necesita para revisar bien el lote, debido a que generalmente se da en manchones, donde haya más broza o en los pequeños bajos o depresiones del lote. Hacer "el ojo" además, porque es muy escurridiza ante un mínimo disturbio (no la vamos a ver tan fácilmente como ocurre con otras chinches).

 

        El nivel de ataque de la chinche de los cuernos en los maíces, o bien el nivel de su presencia en el rastrojo o broza previo a la siembra del maíz, dependerá mucho de las fuentes de infestación disponibles. Altas poblaciones de esta chinche en diversas malezas hospederas en lotes no sembrados, y en cabeceras en general, caminos y banquinas, sectores de alambrados, etc., así como su presencia en cultivos de trigo, constituyen fuentes importantes de infestación de Dichelops. 

 

        Por lo tanto, el riesgo de producir daños en estados tempranos de maíz es para no descuidar ni ignorarlo, a fin de detectar su posible presencia de manera oportuna, y no sufrir las severas consecuencias de esta plaga, cuando estemos imposibilitados de mitigar su efecto al momento de detectar los daños.

    

 

Daños


 

         Los daños de chinche de los cuernos en maíz (como en sorgo) se ponen en evidencia por el retorcimiento de plántulas o de plantas jóvenes, severa detención del crecimiento, producción de macollos en algunos casos, y hasta muerte de plántulas de maíz por ataques intensos con picado de plántulas en estados muy suceptibles (V1 y V2). 

 

        Las plántulas que no mueran por efecto de esta chinche, si bien luego alcanzan a recuperarse parcialmente, por el retraso producido en su desarrollo a su vez sufrirán la competencia de las plantas circundantes, todo lo cual disminuirá su potencial productivo. O sea que, en los rodeos afectados, "lo que la chinche no te mate, lo afectará la competencia".

 

 

 

 

Monitoreo de Dichelops


 

           Se aconseja revisar los lotes de maíz en implantación, todos, ya que en las zonas donde se presente, la difusión de esta plaga no será generalizada o en todos los lotes. Ello es debido a la muy variable fuente de infestación en cada lugar (trigos, malezas hospederas, broza, etc.), por la mayor o menor cercanía de cada lote a dichas fuentes de infestación, y principalmente por la mayor o menor cobertura o cantidad de broza existente en cada lote en particular.

 

        El monitoreo de esta especie es más difícil que el de otras chinches como Nezara, Piezodorus, etc. Esta dificultad radica en varios aspectos. En principio es mucho más escurridiza y prefiere estar más protegida, sobremanera si se trata de situaciones de lote con nula o escasa presencia de biomasa, como es el caso de un maíz en sus primeros estados.

 

           En un maíz al estado de implantación, las chinches tratan de protegerse ya sea en el pequeño cogollo, escondida entre la base de la plántula y el suelo, así como fundamentalmente debajo de la broza. Por esto último, antes de la siembra o de la emergencia se recomienda revisar cuidadosamente la broza y debajo de ella, su lugar preferido de protección.

 

        Debido a dicho hábito, las probabilidades de existir altas poblaciones en lotes con sistema de siembra convencional son mucho menores, a excepción de lotes que tengan un trigo lindero, por ejemplo.

 

           Será de suma importancia ser muy cuidadoso en el monitoreo. Ejemplo, no caminar desaprensivamente en el sitio a observar, a fin de no favorecer que las chinches se pongan a cubierto en sitios del suelo, quedando así fuera de nuestra visual. Como regla al respecto, podemos decir que el movimiento de estas chinches resulta inversamente proporcional al nuestro. Es decir, si nosotros estamos quietos, observando, y de vez en cuando movemos suavemente la broza, entonces, ellas podrán verse en movimiento, y así será más fácil detectar su presencia. 



        Pero si nos movemos demasiado en el lugar, estas chinches estarán quietas y probablemente protegidas donde puedan, aún en la tierra. Por ende, una premisa a tener en cuenta para un monitoreo efectivo de la chinche de los cuernos previo a la siembre del maíz o en la emergencia del mismo, sería la siguiente: "no es aconsejable que el monitoreador esté demasiado inquieto o apurado". 

       

        Por la mencionada dificultad de observación en comparación al monitoreo de chinches en soja, aún en casos de meticulosas revisiones vamos a detectar una cantidad de individuos significativamente inferior a la población que realmente existe en el lote. Estimativamente, con frecuencia se llega a registrar menos de la mitad de los individuos presentes.

 

Horarios de observación


 

         Una mención especial sobre el monitoreo de la chinche de los cuernos lo constituye el horario de observación, ya que estarán más visibles, o menos protegidas después de las primeras horas de la mañana. Normalmente, hasta media mañana, por el fresco y/o presencia de rocío, será más difícil verlas. 

 

         Por lo tanto, y como regla general, se debiera evitar el monitoreo de la chinche de los cuernos al inicio de la mañana, y también en las horas con fuerte incidencia solar si ésta es acompañada de altas temperaturas. 

 

        También será conveniente manejar el horario, con su correspondiente condición climática, para decidir no sólo el momento de revisar los lotes, sino también el período más oportuno para realizar el control químico, ya que se podrá aumentar la eficiencia de control cuando al momento de hacer la aplicación las chinches estén más expuestas . 

 

 

 

Umbrales de acción para el control


 

              No se han realizado estudios concluyentes en nuestro país a fin de determinar los niveles poblacionales de chinche de los cuernos que justifiquen su control para maíces en implantación. Sin embargo, se disponen de referencias de otros países, entre ellas la de Gazzen (2001), la cual señala la necesidad del control en los estados iniciales del maíz cuando se supere el nivel de 1 individuo/m2 de D. malacanthus. Dicho autor también indica que esta especie presenta un impacto muy similar a D. furcatus en estados tempranos del cultivo de maíz.

 

        Otros autores, como Duarte (2009) y Borkowski (2011), quienes continuaron y profundizaron estos trabajos de investigación, prácticamente coinciden entre sí en cuanto a los resultados obtenidos, señalando que en los primeros estados del maíz el umbral de acción varía de 0,5 a 0,6 indiv./m2.

 

        En la toma de decisión debe tenerse en cuenta la precisión del monitoreo o de la observación para la detección de la chinche de los cuernos, ya que la cuantificación de la misma normalmente resultará de una magnitud inferior a la densidad real de esta chinche en el lote.

 

 

Control de la chinche de los cuernos


 

            Para el control químico de Dichelops necesariamente debe contemplarse la resolución de un combo de aspectos si se quiere tener éxito o lograr eficiencia con el tratamiento. Dicho de otra manera, "pensar  sólo en el insecticida muy probablemente no solucione el problema". 

 

        En primer lugar la dosis. Para el control de Dichelops debe tenerse en cuenta la mayor tolerancia a los insecticidas que tiene esta especie respecto del resto de las chinches. Con la mayoría de los insecticidas usualmente utilizados para el control de chinches, la dosis para Dichelops debe ser un 30 a 50 % mayor a la necesaria para controlar chinche verde, por ejemplo. Muchos productores que no tengan en cuenta este necesario incremento de dosis se encontrarán con una segura falla de control.

 

        Por otro lado, una causa de falla de control muy frecuente radica en asumir una fácil llegada del producto aplicado debido al reducido obstáculo que presenta la escasa biomasa del cultivo (estado de plántula) frente a la llegada de las gotas de aplicación. Asumir esto último es una falacia. Por el contrario, se tiende a razonar de esa manera sin reparar que el hábito de la chinche de los cuernos es estar protegida, principalmente debajo de la broza, etc., como ya se explicara anteriormente, dificultando mucho el contacto con el insecticida. No tenemos que pensar sólo en mojar las pequeñas plántulas de maíz, sino que, y es lo verdaderamente difícil, debemos llegar debajo de la broza. Ni más ni menos.. como en el caso de cortadoras.

 

        Tal situación exige una alta calidad de aplicación. Y ésto no es sinónimo de aplicar un alto caudal con equipo terrestre, mas bien lo opuesto. Lo que sí se necesita es llegar con las gotas debajo de la broza y a todos los intersticios posibles donde estén protegidas las chinches. Para alcanzar dicho objetivo, como blanco de aplicación, se deben lograr gotas chicas, porque son las gotas que penetran; y además se necesita del efecto vórtice producido por picos cono hueco o similares (no abanico plano), sumado al uso de presión en la aplicación.



En resumen, se sugieren los siguientes factores de aplicación a tener en cuenta:


 

1.- lograr gotas chicas (si,   o si,   o en su defecto...  SI!)



2.- proteger las gotas con aceite (o con productos que tengan antievaporantes)

                Los puntos 1 y 2 se resumen como: "gotas chicas y protegidas"

3.- usar picos cono hueco

 

4.- usar presión algo superior a la normal

 

        Adicionalmente, puede alcanzarse mayor eficiencia de control si las chinches están más expuestas al momento de la aplicación. Para ello, se debe tratar de evitar la aplicación a primera hora de la mañana y en las horas de alta radiación, ya que las chinches estarán más escondidas o protegidas por frío y/o rocío en la primer situación, o por alta temperatura en la segunda. 

 

       

 Primicias Rurales

Fuente: Servicio Técnico Sistema de alerta  INTA Pergamino


Noticia publicada el 20/09/2016 a las 07:41
Última modificación: 20/09/2016 a las 07:41


Comentarios

No hay comentarios para este artículo







Escuchanos Ahora










A la venta

Cuadros al óleo

Son cuadros con paisajes de la Argentina y otros motivos. Están a la venta.
Te invitamos a sumarte a nuestra iniciativa.

Campaña "Empuñemos el Rosario": Leche para los chicos

Un vaso de leche diario para los Niños de Corrientes.
Iniciamos a mitad de año

Curso anual de maquillaje profesional

info@victoriafierro.com.ar
Organiza Nextfuel Argentina.

Curso de Producción de Biodiesel a Distancia.

http://biodiesel.com.ar/3525/curso-de-produccion-de-biodiesel-a-distancia

Desarrollo: Lava Web Solutions Signeo